Dónde y cómo invierten los ‘business angel’ españoles

María Verónica Diaz RamosNoticias

Los ‘business angel’ que invierten en ‘start up’ suelen ser emprendedores de éxito que, en un momento dado, deciden aportar su dinero y conocimientos en otros negocios. Suelen seguir al frente de su empresa y algunos, además, crean su propio fondo. No son los únicos que contribuyen: los directivos y las plataformas de inversión también están dinamizando el ecosistema.
Formación y rigor es algo que Luis Martín Cabiedes echa en falta entre los business angel españoles. Uno de los inversores con más tradición -desde 1998 ha invertido en un total de cien start up- es consciente de que un 80 por ciento de sus inversiones no va a salir bien, pero se siente orgulloso de ser uno de los que apostó por Olé, Privalia, Trovit, Bla Bla Car, algunos de los exit más notables. “Vivimos un momento de inflación de start up y de inversiones y percibo cierta ligereza a la hora de invertir.
Se han relajado los criterios de inversión, se invierte con menos cuidado y hay menos retornos de los que había antes. Antes, cuando se invertía en una start up se preguntaba ‘¿por qué sí?’ ahora lo que se plantea es ‘¿por qué no?’. Creo que se ha producido un relajamiento en los procesos de due diligence y en la inversión”. En su opinión, esta situación puede ser debida a un exceso de start up, provocado, por otra parte, porque existen business angel que las financian. Sea como fuera reconoce que estos inversores desempeñan un papel fundamental en el ecosistema emprendedor.

Quiénes son, dónde y cómo invierten es el motor que mueve la creación de empresas y el aliciente de los que buscan dinero y asesoramiento para que su empresa crezca. Muchos de ellos forman parte de la Asociación de redes de Business Angel de España (Aeban), que aglutina 38 redes en 11 comunidades autónomas. El último año realizaron alrededor de 2.000 inversiones por valor de 40 millones de euros.

Cabiedes, junto con Carlos Blanco, que ha invertido en 75 start up -Glovo, Cornerjob o GOI son algunas de las más recientes-, son los business angel de referencia en el panorama emprendedor español. Hace poco Blanco creó Encomenda Smart Capital, lo que él define como superangel fund, que invierte en nuevos proyectos y asesora a empresas tecnológicas. Explica que es importante distinguir entre business angel e inversor privado: “El primero es un emprendedor que ha tenido éxito y reinvierte una parte de su dinero aportando conocimiento y contactos”. Asegura que no hay más de 80 en toda España que cumplan con ese perfil, “algunos de los que se hacen llamar business angel en realidad son family office”.

Estas plataformas de inversión que menciona Blanco, conviven con otros emprendedores que también ejercen de business angel como François Derbaix (Indexa Capital), Jesús Monleón (Seedrocket), David Tomás (Cyberclick), Javier Llorente (Grupo Intercom), Vicent Rosso (Blablacar) o Eneko Knörr (Ludei). Todos ellos difieren también de los fondos de inversión creados por conocedores del ámbito start up, como K Fund y Samaipata Ventures, fundados Iñaki Arrola -Coches.com- y José del Barrio -La Nevera Roja-. En concreto, estos dos invierten en las fases iniciales, de start up tecnológicas el primero y de marketplaces el segundo. Cabiedes también tiene su fondo: Cabiedes&Partners.

Cómo han cambiado
La proliferación de start up ha generado un gran número de business angel o… al revés. En cualquier caso, los inversores coinciden en que hay dinero y proyectos y lo que hay que procurar es diversificar -mínimo 10 start up- y… afinar el tiro.

David Tomás, fundador de Cyberclick, asegura que “ahora es más difícil encontrar buenos proyectos. Algunos no tan buenos consiguen dinero”. Añade que aunque lo ideal es que estos inversores sean emprendedores, no descarta la valía de otros que no han montado una empresa pero que son directivos y que también pueden aportar mucho valor a una nueva start up.

Javier Megias, fundador de Startupxplore, afirma que cada vez hay más business angel “invierten más y cada vez más usando redes y coinversión” y apunta los sectores de fintech, Internet de las Cosas y Saas -software as a service- como los más atractivos. Fernando Zallo, director de Esade BAN -red de business angel de Esade-, añade a éstos el insurtech y el de consumo, vinculado a internet, “notamos que el inversor es receptivo a estos proyectos generadores de cash flow”. La semana pasada, Esade firmó un acuerdo con la plataforma de inversión online Crowdcube, por el que permite que toda la comunidad de la escuela de negocios pueda invertir en start up que cuentan con inversores de Esade Ban, a partir de 500 euros.

Para Pepe Borrell, director de Crowdcube en España, este acuerdo supone un paso más para profesionalizar las plataformas de inversiones como la que dirige, “hace falta un mercado que ayude a las start up a conseguir dinero de manera ordenada y con un marco regulado. En este mercado entran los business angel, que son los inversores más profesionales”. Megias opina que “todo lo que vaya en la línea de coinversión es bueno, pero creo que la clave es quién pone el dealflow -fujo de inversiones-, porque este es un mundo perverso en el que los incentivos llevan a invertir mucho y no a invertir bien”.

Y si de invertir bien se trata, los business angel echan en falta un marco regulatorio adecuado que les permita competir en igualdad de condiciones con sus vecinos europeos: la ley de inversiones en start up en España contempla una deducción del 20% sobre el capital invertido, mientras que en Reino Unido se aplican exenciones del 50%. Además, Blanco cree que se necesita una asociación o patronal que represente a los business angel que están invirtiendo y, por otra parte, una ley para que los emprendedores sean más competitivos en Europa. Tomás apunta que, hace unos años echaba de menos que los business angel estuvieran organizados, “pero hoy hay más eventos y redes montadas, de esta forma encuentras más recursos para el colectivo”.

Fichajes en primera división
¿Son los emprendedores los mejores inversores? Si los buenos dejan de crear nuevos negocios para ser ‘business angel’, ¿qué futuro le espera al ecosistema emprendedor? Estas son algunas de las cuestiones que plantea Luis Martín Cabiedes, ‘business angel’ y socio de Cabiedes&Partners, porque cree que haber sido buen emprendedor o empresario no te convierte en un buen inversor: “Hay muchísimos emprendedores que como inversores no impresionan y a quienes echo de menos en la calle. Como en el fútbol, el presidente de un club es más sustituible que un Ronaldo o un Messi, imprescindibles en el campo”.

La tendencia natural es que los emprendedores que se decantan por invertir, tras un periodo de tiempo, decidan montar su propio fondo. David Tomás, fundador de Cyberclick, lo confirma: “Si quieres dedicar el cien por cien de tu tiempo, necesitas contar con mayores recursos para que sea eficiente y rentable. Si sólo inviertes tu dinero es difícil que así sea, mejor si inviertes el de otros y recibes por ello una comisión. Cada vez hay más empresas que quieren invertir en ‘start up’ de tecnología y confían más en que otro ‘business angel’ con experiencia les acompañe y aconseje en los inicios”. Carlos Blanco, emprendedor, inversor y fundador de Encomenda Smart Capital, señala que es una evolución natural “para agruparse en un grupo más potente que puede tener más derechos. Creando un vehículo colectivo podemos aspirar a más voz y voto en la estrategia de la empresa en la que se invierte”.

www.expansion.com