Comunidad de Madrid destinará 22,1 millones al Plan de Innovación en 2017, que incluye fomento de startups y del I+D+i

ADEPANoticias

La Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad destinará 22,1 millones al Plan de Innovación en 2017, que incluye el fomento de las startups y del I+d+i, según consta en el anteproyecto de ley de presupuestos para 2017.

De cara a este nuevo año, el Ejecutivo autonómico tiene previsto promover actuaciones encaminadas a la mejora de la competitividad del tejido empresarial a través del fomento de la innovación y dará continuidad al proyecto MadriDTech, cuyo objetivo es crear un ecosistema madrileño de innovación que posicione a la Comunidad de Madrid en los puestos de cabeza del desarrollo tecnológico europeo.

Para ello destinará 22,1 millones de euros a un Plan de Innovación, cuyo presupuesto sube un 13,33 por ciento respecto del de 2016. Dentro de este Plan se incluye el fomento del I? al que se destinarán 5 millones de euros; las startups (5 millones); el cheque innovación (3); la compra pública innovadora, con tres millones (uno menos que en 2016) y 2,50 a la industria 4.0.

Los planes Renove se llevarán 4,50 millones y el comercio 5, un 12,5 por ciento más que el año pasado. Informática tendrá un presupuesto de 164,52 millones y se destinarán 484,30 millones a inversión en I?, un 7,48 por ciento más que en las cuentas públicas de 2016.

Para facilitar a las empresas la obtención de financiación se continuará con la política de concesión de avales a través de Avalmadrid; y en materia industrial se fomentará la competitividad del sector priorizando la seguridad industrial, energética y minera. Además, se pondrán en marcha actuaciones encaminadas a la transformación digital de la industria madrileña (Industria 4.0).

En el ámbito del comercio, en 2017 se va a impulsar la modernización, promoción y dinamización del sector comercial, artesano y ferial, así como la mejora de la competitividad de las pymes comerciales y del sector artesano.

Se va a fomentar la incorporación de las nuevas tecnologías en su gestión y la capacidad de acceso a la financiación.

En lo que respecta al consumo se implementará un Plan de Formación e Información para fomentar un consumo responsable y se realizarán campañas de inspección para asegurar la calidad y seguridad de los productos y servicios.

Además, se implicará a las empresas en la utilización del arbitraje y la mediación como fórmulas para resolver conflictos.

Fuente: eldía.es